Blog Archives

Del aula tradicional al aula TRANSMEDIA

Actualmente me encuentro realizando un curso a distancia acerca del aula transmedia. Transmedia es un concepto acuñado por Jenkins, que se refiere a “un proceso en el que los elementos integrales de una obra de ficción se esparcen sistemáticamente a través de muchos canales de distribución con el propósito de crear una experiencia de entretenimiento unificada y coordinada. Lo ideal es que cada medio proporcione su propia contribución original al desarrollo de la historia.”  Para llevar el concepto de la teoría a la práctica se nos propuso llevar esta viñeta a un relato con palabras y contar la historia de este niño que hoy es docente. Comparto mi historia y mi experiencia transmedia con ustedes.

Tonucci la lectura

El docente de inglés mirando a sus alumnos disfrutar al mostrarle al resto del grupo sus creaciones surgidas a partir de la lectura de una historia de Sherlock Holmes, simplemente sonríe. Se los ve entusiasmados y divertidos. Hay trabajos para todos los gustos: videos, canciones, historietas, un video juego, un mapa interactivo, y muchas cosas más. El docente se alegra de haber logrado su objetivo, motivar e interesar a sus alumnos, y por sobre todo, acompañarlos en el camino del desarrollo del pensamiento propio, crítico y reflexivo. Recuerda con un dejo amargo, sus años en la escuela en los que había docentes que sólo los hacían leer, para después darles un montón de actividades esquemáticas y cerradas para realizar. Por suerte, también se cruzó con unos pocos a los cuales les interesaba lo que pensaban sus alumnos y se encargaron de fomentar ese amor por la lectura, que hoy lo trajo hasta aquí… ¿Habrá en algunos años algún alumno en un aula del futuro dando clases y recordandolo? Quizas, y el círculo sigue completandose y volviendo a comenzar.

 

Advertisements

Luis Iglesias, el camino de un maestro

Al conocer los pensamientos y la experiencia de Luis Iglesias en su escuelita rural, uno siente que el tiempo se detuvo. Sus problemas son los nuestros, sus planteos y preguntas son las que nos hacemos reiteradamente en nuestras escuelas y más ahora, con el ingreso de las nuevas tecnologías en nuestras aulas. ¿Qué provoca que los pensamientos de estos creativos de la educación no se generalicen?

Seguramente hoy en día habrá muchas experiencias innovadoras dando vueltas por las aulas de la Argentina, muchas ideas que no se socializan, muy probablemente porque sus artífices piensan que están haciendo algo chiquitito, sin importancia… quizás dentro de unos cuantos años salgan a la luz y volvamos a creer que el tiempo se detuvo. Ojalá no sea así… ojalá empecemos a viralizar esas ideas y hacerlas grandes con la colaboración de todos.

TPACK: Technological Pedagogical Content Knowledge

“Saber cómo utilizar tecnología no es lo mismo que saber cómo enseñar con tecnología” (Mishra y Koehler, 2006: 1033).

“La incorporación de la tecnología como tercera fuente de conocimiento cobra especial sentido en la actualidad. ¿Por qué? Porque las tecnologías utilizadas tradicionalmente en el aula (pizarrón, libros de textos, mapas o afiches), gracias a su estabilidad, se hicieron transparentes con el tiempo: una vez instaladas, se naturalizaron y no llamaron más la atención.

En contraste, las tecnologías digitales actuales (computadoras, programas, dispositivos), en su constante evolución y cambio, impiden que se vuelvan un lugar común y requieren el desarrollo de habilidades y estrategias para aprender continuamente cómo usar las nuevas versiones, los nuevos modelos, las nuevas aplicaciones. Estas tecnologías digitales tienen potencial para modificar la naturaleza de una clase ya que juegan un papel esencial en la manera en que se pueden representar, ilustrar, ejemplificar, explicar y demostrar las ideas y conceptos de una disciplina para hacerlos más asequibles a los alumnos.” Magadán, Cecilia (2012), “Clase 3: Las TIC en acción: para (re)inventar prácticas y estrategias”, Enseñar y aprender con TIC, Especialización docente de nivel superior en educación y TIC, Buenos Aires, Ministerio de Educación de la Nación.

El oficio de enseñar…

En El oficio de enseñar, Edith Litwin (2008) cita la reflexión de un docente
en el marco de una investigación educativa. Este docente decía:

Deberíamos evitar la tentación de dictar clases magistrales. La
clase magistral tiene una cuota de autoengaño: el docente percibe
que dio la clase bien y entiende que el tema, por añadidura, se
aprendió bien. A una exposición prolija, un aprendizaje pulcro y
ordenado. Pero es muy común que los estudiantes digan: “sabe
mucho del tema, pero no le entendemos nada”. Uno debería
invertir más tiempo en pensar: ¿cómo debo enseñar el contenido
de mi clase? Un ejercicio posible es pensar qué y cómo enseñar si
solo tengo una única oportunidad de dar clase a estos
estudiantes, o cuáles son las cinco cosas que no deberían dejar de
saber (RL, Universidad ORT, Uruguay).

¿La escuela mata la creatividad?

Necesitaba escribir este post en castellano. Creo que cuando uno toca un tema en el cual los sentimientos se interponen, uno necesita hablar en su propio idioma. Este tema me esta dando vueltas en la cabeza hace bastante tiempo. Hoy, viendo este video de Ken Robinson me dieron ganas de ponerme a escribir.

La verdad es que  tengo muchas  preguntas al respecto y pocas respuestas. Por no decir casi ninguna. Y van las preguntas…  ¿ El sistema educativo, la forma en que enseñamos en las escuelas, los programas que nos bajan desde el ministerio, etc. , etc, etc favorecen a la educacion de nuestros alumnos? ¿Nuestras escuelas no estan plagadas de situaciones en las que los profesores son los que poseen el saber y lo bajan a los alumnos de forma vertical? ¿No es hoy cuestion de sentido común que hay varios tipos de inteligencia? ¿No deberíamos favorecer el desarrollo de todas ellas y no solo el de las “socialmente prestigiosas”? ¿ No debería la escuela favorecer el desarrollo de inquietudes por parte de los alumnos y ayudarlos en la búsqueda de esas respuestas? ¿ No deberíamos los docentes aprender a decir con humildad “no se, pero juntos podemos encontrar la respuesta”? ¿ No deberíamos empezar a salir del aula cada vez más y favorecer la experiencia directa con el conocimiento?  ¿La escuela no debería ser el lugar donde se les presenten a los alumnos todos los caminos posibles para que ellos encuentren su vocación? ¿ Pero si hay materias que no se dictan en las escuelas secundarias (especialmente las relacionadas con las artes), como sabrán nuestros alumnos que esas también son opciones válidas? ¿ Por qué si hay muchas escuelas en las que los docentes de forma aislada estan tratando de buscar formas alternativas y mas efectivas de enseñar, desde arriba no se hace nada para que estas experiencias sean intercambiadas y se aproveche este nuevo conocimiento adquirido para cambiar nuestro sistema educativo que esta tan deteriorado? Y la última pregunta que da título a este post: ¿la escuela mata la creatividad?.

Mi única respuesta, mi humilde opinión. Yo creo que no es la escuela la que mata la creatividad. Lo que mata la creatividad es la construcción de escuela que nos metieron en la cabeza. La escuela donde hay que estar bien sentados y en silencio. La escuela donde el que se mueve mucho o no presta atención es el que se PORTA MAL. La escuela que no permite creer que quiza ese chico tenga otra forma de aprender. La escuela que considera que donde hay mucho barullo no hay aprendizaje. Esa es la escuela que no favorece la creatividad, que nos ata, que no nos deja pensar libremente, que no favorece la diversidad de opiniones, la diversidad de formas de llegar al aprendizaje, que no favorece la diversidad de nada. Esa no es la escuela en la que yo quiero estar. Espero que desde nuestros pequeños granitos de arena logremos construir una escuela donde haya diversidad y creatividad por doquier. Y yo me quedo pensando, y ustedes que piensan?

Si quieren seguir leyendo, en la segunda parte de este post aparecen algunas respuestas.