Mutantes que llegan a la escuela…

Y luego de pensar la escuela mutante en #eduexpandida nos preguntamos cómo son esos mutantes que llegan a nuestras aulas. Acá algunas características para empezar a conocerlos:
28580723_10154989074976017_1593769805_o1.- Nombre y descripción física del mutante: Este mutante lleva por nombre Ubicuo, dado que siempre se encuentra en muchos lados a la vez. Su aspecto físico cambia todo el tiempo; y pasa mucho tiempo pensando cómo se va a vestir y adornar.

2.- Lugar de origen: Ha nacido en el planeta Tierra, pero es una evolución de los antiguos habitantes del lugar. Por esta razón, maneja un idioma y cultura diferente, y le cuesta mucho comprender a sus mayores. Se mueve como pez en el aula en ambientes tecnológicos y por supuesto, hiperconectados.

3.- Personalidad: Es inquieto, curioso, y adora multitaskear. Se aburre fácilmente. Necesita hacer todo el tiempo.

4.- Aliados: Sus aliados son sus pares, con quiénes esta constantemente conectado. Pocas veces se reúnen físicamente, pero todos saben todo de todos. Algunos antecesores cruriosos, que lograron comprender la cultura y forma de vida de estos jóvenes mutantes, lo ayudan a moverse en este mundo, que a veces le resulta extraño, dado que, no evolucionó con la misma rapidez que ellos.

5.- Enemigos: Lucha contra aquellas personas e instituciones que les quieren imponer normas de un tipo de mundo que ya está caduco, muerto. Por ejemplo, los tiempos escolares.

6.- Poderes, destrezas y habilidades: Tiene la capacidad de obtener información rápidamente, de estar conectado constantemente con sus compañeros, de crear y hacer cosas sin moverse de su silla.

7.- Vulnerabilidades: Su debilidad es sentirse solo y necesitar de sus antecesores ya que, muchas veces, se siente inmerso en un mundo que no lo comprende. Necesita ser entendido y querido.

 

 

Advertisements

Fomentando el conocimiento libre en la escuela.

La idea de software libre, hardware libre, nos rodea a diario. ¿Por qué no ir un paso más y hablar de conocimiento libre? Los habitantes de Barcelona, lo han puesto en práctica con la creación del Banco Común de Conocimientos. En su página web, el proyecto es descrito de la siguiente manera:

“…BCC tiene como objetivo desarrollar, crear y proteger espacios de intercambio y transmisión libre de conocimientos, potenciar el saber como un bien común que permita seguir aprendiendo, y encontrar estrategias más eficaces que desemboquen en nuevas formas de comunicación, formación o participación ciudadana.

BCC se enmarca en un movimiento global llamado Open Knowledge, que trata de aplicar la filosofía y métodos del software libre a dinámicas colectivas de aprendizaje y eduación mutua. En esta línea, busca crear herramientas para transformar diferentes aspectos de la vida en momentos de aprendizaje. A la vez, es fundamental para BCC experimentar con nuevas formas de participación y organización.

La organización de BCC es siempre abierta y se aplican dinámicas de cooperación, documentación del proceso y responsabilidad distribuida entre todas las personas implicadas. Cualquier persona interesada puede participar en BCC, ya sea formando parte de la organización interna, como ofreciendo/demandando conocimientos o ayudando a producir contenidos para difundir desde la web…”

http://platoniq.net/es/bcc/p/2/que-es-banco-comun-de-conocimientos/

Las escuelas se podrían beneficiar en gran medida de esta idea. Se podrían comenzar “Clubes de Aprendizaje” gestionados por y para los alumnos. Todos los alumnos tienen alguna habilidad, hobbie, destreza, pasión, que pueden enseñar a los demás. ¿Por qué no fomentar que lo hagan? De esta forma empoderaríamos a los alumnos y fortaleceríamos su autoestima. Les daríamos voz y un lugar protagonista en la escuela, SU escuela. Las ideas empezarían a rodar por la escuela, y nunca se sabe en que proyectos maravillosos se podrían llegar a convertir.

La Escuela Mutante

pulgarcita

La escuela ha levantado muros que parecían infranqueables para no dejarse permear por los aconteceres del mundo. Pero seríamos ingenuos si consideraramos que la escuela de hoy es la misma que la de hace 100, 50 y hasta 10 años. Por suerte ha tenido que convertirse, a la fuerza, en una escuela mutante con el ingreso constante de los que le dan sentido a su existencia: los alumnos. Estos, que sí viven en el mundo, traen con ellos sus conocimientos, sus formas de ver y de experimentar el mundo, los cambios tecnológicos, económicos, sociales, etc que ocurren en el mundo y muchas cosas más. Ya no son meros sujetos pasivos, ya que vienen con inquietudes, información y ganas de hacer. Es por esto que como vemos en la foto, la escuela, y con ella los docentes, han tenido que ir mutando a la fuerza, sino querían ser devorados por estas nuevas formas de habitar el mundo. Aunque despacio y pasito a pasito, la escuela ha ido cambiando, para intentar, aunque no muchas veces de forma exitosa, adaptarse a los tiempos que corren.

La imagen fue tomada de un video realizado con la técnica de stop motion  en un encuentro presencial de un postitulo docente en el año 2013. Si quieren ver el video completo se los dejo por aquí:

Educación Expandida

Resultado de imagen para Que es la educación expandida

Hoy las nuevas tecnologías nos permiten estar en cualquier momento en cualquier lugar sin la necesidad de desplazarnos físicamente hasta allí. Hablamos con nuestros familiares que viven en otros países por Skype, somos partícipes del teletrabajo que nos permite asistir a una reunión de negocios en pantuflas, y nos juntamos con nuestros amigos que tienen una agenda tan apretada como la nuestra por Whatsapp. Sin embargo, la escuela sigue requiriendo nuestra presencia física y se erige como el edificio donde se imparte la EDUCACIÓN. Todo lo que sucede por fuera de ella, no importa, no sirve. Los muros se levantan para dejar el mundo afuera.

La Educación Expandida nos viene a liberar de esta prisión. Nos permite abrir ventanas y mirar para afuera. Conectar con el afuera y con nosotros mismos. Aprender todo el tiempo y en todo lugar. Derribar no solo los muros de la escuela, sino también los límites que la estructura tradicional impone.

En palabras de la gran poetisa Argentina Liliana Bodoc:

Primera persona

Yo, primera persona del singular.

Yo tengo

Pero Yo no soy Tengo
porque
si un huracán se lleva todo
y me deja tan solo con lo puesto.
Yo seguiría siendo.

Yo estoy.

Pero, atención,
porque aunque cambie de lugar,
aunque cambie de barrio y de ciudad
yo sigo siendo.

Por las noches yo duermo
pero no soy Dormir
porque cuando despierto
sigo siendo

Yo canto.
¿Y si no canto?
Yo juego.
¿Y si no juego?

Yo estoy aqui y allá
yo tengo, yo no tengo
yo canto y desencanto
yo esta tarde no juego
pero yo sigo siendo.

Yo soy yo cuando Soy.

No soy Tener.
No soy Estar.
Yo soy
Ser
en primera persona del singular.

¿Qué producto cultural define mi acción docente diaria?

Para responder a esta pregunta planteada en el Mooc de Intef de Educación Expandida, voy a apelar a lo trabajado en un curso reciente que realicé en Escuela de Maestros: “La producción de imágenes fotográficas: haciendo foco sobre nuevos sentidos”. Allí tuvimos que modificar una pintura y una fotografía para crear una imagen con nuevos significados. He aquí el producto final:

 

Considero que esta imagen define mi labor docente diaria dado que soy muy curiosa: me gusta mirar, explorar, buscar nuevos rumbos, fusionando lo tradicional (la pintura de Dalí) con lo nuevo (las tecnologías presentes en la imagen digital que vemos en la tele).

Impresión 3 D. ¿Qué es? y ¿Por qué usarla en educación?

En 2009 había que ser un experto en tecnología para poder ensamblar y usar una impresora 3D. Ahora, por suerte, es mucho más fácil comenzar, dado que, la tecnología necesaria para armar una impresora 3D y el conocimiento requerido para utilizarla están a un click de distancia. Por esta razón, cada vez más docentes y escuelas estan incorporandolas a sus prácticas cotidianas.

Bre Pettis, de MakerBot Industries plantea en la revista Forbes la necesidad de que los estudiantes tengan una “Máquina de Invención” en el aula. De esta forma, los estudiantes pueden tener una idea, diseñarla, imprimirla, y si no funciona, comenzar de nuevo. “La parte de comenzar de nuevo, esa es la parte poderosa,” agrega Pettis.

Pero, ¿por qué es tan interesante que las impresoras 3D sean usadas en educación?

  • Porque promoverán la creatividad y la inteligencia espacial, a partir de la posibilidad de despegar de los modelos 2D habitualmente utilizados en la escuela.
  • Porque los alumnos tendrán libertad para crear lo que quieran.
  • Favorecerán el aprendizaje a través de la resolución de problemas reales.
  • Ayudarán al desarrollo de las habilidades para el trabajo colaborativo y el aprender haciendo.
  • Permitirán concebir el error como una instancia más de aprendizaje.

Me parece importante resaltar que no todo es color de rosa, hay algunos problemas que pueden surgir y que debemos preveer. Diego Garcia en una entrevista que pueden leer en el siguiente blog plantea:

Los problemas que podemos encontrar es que ahora mismo se está empezando, y la tecnología de la que disponemos no es de la mayor calidad, ya que las que son mejores también tienen unos precios bastante altos para lo que puede permitirse un centro. Es importante mencionar que hay muchos tipos de impresoras y que las más baratas actualmente son las que están abiertas y esto trae una serie de riesgos, porque a la hora de imprimir la máquina calienta el filamento de plástico a unas temperaturas superiores a los 200º C. Por esta razón hay que trabajar todo el tema de seguridad con ellos previamente.

Tras el boom de las impresoras 3D en el aula, hay muchas personas compartiendo recursos y planes de clase. Por esta razón, cualquier docente que quiera emprender esta aventura no está solo. Una muy buena opción para empezar a recolectar ideas es Thingiverse, donde encontrarán recursos para todos los niveles y materias.

Espacios Maker en Argentina

 

Seguramente se estarán preguntando: ¿qué es un espacio maker?, ¿cómo se arma un espacio maker?. En este post algunas respuestas.

La revista Make identifica las 6 cosas que cualquiera debería conocer antes de iniciar la creación de un makerspace:

  1. Pide ayuda.
  2. Construye lo que la gente quiere.
  3. No tan DIY (para los aspectos legales, contables, etc. contrata a expertos)
  4. Imagina lo mejor.
  5. Preparate para lo peor.
  6. Recuerda que no estas solo.

No conocía espacios maker en Argentina, pero investigando en la web, vi que el movimiento ya existía hace varios años aquí. Sin embargo,  sólo hace unos pocos años comenzaron a ser llamados con esa denominación.

Algunos ejemplos son el Laboratorio de Juguete de Jorge Crowe, alineado con la experimentación con electrónica lúdica; el Hacklab del barrio porteño de Barracas, donde de forma inclusiva se experimenta con electrónica y todo tipo de tecnología (¡incluyendo bicicletas!), o Garage Lab, un espacio académico donde se desarrollan soluciones de forma colaborativa. Además hay espacios como Flexible, un laboratorio para niños de 5 a 16 años donde desde hace varios años se experimenta con ciencia, arte y tecnología, o el marplatense MatesLab. Más recientemente en Buenos Aires abrió NETI Makerspace, un espacio que reúne a makers (ya con todas las letras) con un enfoque emprendedor, buscando pasar de ideas a prototipos y luego a productos comercialmente viables.

Respecto de la fabricación digital, existen lugares como el Fab Lab Argentina, ubicado en la Sociedad Central de Arquitectos de Buenos Aires o el CMDLab, del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, que albergan herramientas como impresoras 3D o cortadoras láser y ofrecen actividades relacionadas con su uso y posibilidades. (http://hacedores.com/mundo-maker/)

Me parece muy interesante la reflexión que realiza Valentín Muro en la entrevista que le hacen en Voces en el Fenix  acerca de la importancia de establecer espacios makers en los barrios.

Es deseable que las ciudades contemplen contar con espacios de innovación impulsada por la propia comunidad. Un lugar ideal para instalar estos espacios, por ejemplo en forma de makerspace, es la biblioteca pública…

…En estos makerspaces barriales se recupera el espíritu del club social, conformándose como un lugar de encuentro donde además se hacen cosas. Una de las mejores maneras de generar comunidad, de acercar a las personas, es a través de una actividad en conjunto. Por eso el makerspace se propone como un espacio abierto, sensible a los problemas de sus participantes y de los espacios que estos habitan. Estos espacios funcionan como laboratorios de innovación con impacto social, donde los propios laboratoristas son vecinos que trabajan en sus problemas y al mismo tiempo son parte de una comunidad más amplia que los incluye…

…tienen un efecto duradero mucho mayor que el de la mera intervención asistencialista. Brindan la posibilidad de una genuina transformación de las personas de espectadores a hacedores…

 

Cultura Maker

El ser humano se desarrolla haciendo. Por esta razón, no se le puede asignar un comienzo a la cultura maker. Desde la época de las cavernas y desde que nacemos necesitamos hacer para aprender. La definición exacta de “makers” es un poco imprecisa, pero se puede pensar en ellos como la generación web creando cosas físicas en lugar de sólo pixeles en pantallas. De acuerdo al Media Lab del MIT,

Los makers tratan a los átomos como a los bits — utilizando las poderosas herramientas de la industria del software para revolucionar la forma en que hacemos objetos tangibles.

Mark Hatch, que presenta el “manifiesto maker”, nos muestra 9 puntos clave sobre los que se fundamenta este movimiento:

Gerver Tulley, creador de la escuela Tinkering School, nos muestra un ejemplo de la puesta en práctica del movimiento maker en educación. Considero que las ideas más rescatables de esta experiencia son: la importancia del proceso de aprendizaje antes que el resultado; y como consecuencia de esto, la concepción del error como punto de partida para reflexionar y mejorar lo hecho hasta el momento. También es destacable el uso del tiempo. Es realmente importante tomarse el tiempo para que las ideas surjan, en este caso lo dedicaban a decorar sus creaciones. Los invito a disfrutar de esta experiencia: video.

Considero que es importante que como docentes comencemos a incorporar la cultura maker en nuestras clases. Es esencial, para poder sobrevivir en la sociedad en la que vivimos, que no seamos meros consumidores pasivos de la información, sino productores e innovadores; que sepamos encontrar soluciones a los problemas que nos rodean; y sobre todo, que podamos pensar “outside de box”. Estas habilidades deben ser enseñadas en la escuela y el niño debe ser el centro. Se deben respetar sus intereses y por sobre todo su necesidad de hacer. No necesitamos más niños ordenados y obedientes, sino niños creativos y curisosos. Demosle la bienvenida al caos organizado en nuestras aulas.

 

Realidad Virtual, no tan lejos de la escuela.

google_expeditions15

Actualmente me encuentro cursando un Mooc sobre realidad virtual en educación organizado por el Intef. En mi escuela me pidieron dar una capacitación al respecto para lo cual preparé este Prezi que les comparto aquí abajo:

http://prezi.com/e4izfkytsmxk/?utm_campaign=share&utm_medium=copy

Si les interesa el tema les dejo dos artículos que me resultaron muy interesantes:

  1. Un resumen de Preguntas y Respuestas en torno al tema: http://allvreducation.blogspot.com.ar/2016/07/10-preguntas-y-respuestas-en-torno-la.html 
  2. Un interesante artículo que establece la relación entre la realidad virtual y la taxonomía de Bloom: http://www.catedraupm-masterd.es/blog/innovacion-educativa/realidad-virtual-y-aprendizaje

Del aula tradicional al aula TRANSMEDIA

Actualmente me encuentro realizando un curso a distancia acerca del aula transmedia. Transmedia es un concepto acuñado por Jenkins, que se refiere a “un proceso en el que los elementos integrales de una obra de ficción se esparcen sistemáticamente a través de muchos canales de distribución con el propósito de crear una experiencia de entretenimiento unificada y coordinada. Lo ideal es que cada medio proporcione su propia contribución original al desarrollo de la historia.”  Para llevar el concepto de la teoría a la práctica se nos propuso llevar esta viñeta a un relato con palabras y contar la historia de este niño que hoy es docente. Comparto mi historia y mi experiencia transmedia con ustedes.

Tonucci la lectura

El docente de inglés mirando a sus alumnos disfrutar al mostrarle al resto del grupo sus creaciones surgidas a partir de la lectura de una historia de Sherlock Holmes, simplemente sonríe. Se los ve entusiasmados y divertidos. Hay trabajos para todos los gustos: videos, canciones, historietas, un video juego, un mapa interactivo, y muchas cosas más. El docente se alegra de haber logrado su objetivo, motivar e interesar a sus alumnos, y por sobre todo, acompañarlos en el camino del desarrollo del pensamiento propio, crítico y reflexivo. Recuerda con un dejo amargo, sus años en la escuela en los que había docentes que sólo los hacían leer, para después darles un montón de actividades esquemáticas y cerradas para realizar. Por suerte, también se cruzó con unos pocos a los cuales les interesaba lo que pensaban sus alumnos y se encargaron de fomentar ese amor por la lectura, que hoy lo trajo hasta aquí… ¿Habrá en algunos años algún alumno en un aula del futuro dando clases y recordandolo? Quizas, y el círculo sigue completandose y volviendo a comenzar.